• Juny Pagán

Siempre es ahora #Miniblog



Quote: «Cuando te das cuenta, el ayer y mañana se convirtieron en ahora. Cuando te das cuenta, siempre es ahora.»

Para las mentes de nosotros los Homo sapiens, existen dos tipos de «tiempos»: el tiempo psicológico, y el tiempo de reloj. El tiempo psicológico es a lo que le llamamos pasado y futuro. El tiempo de reloj se deja llevar por el movimiento casi exacto (rotación y traslación) de la Tierra.

Lo interesante es que la mente mezcla ambos y piensa que existe alguna línea de tiempo, o que cosas suceden fuera de este ahora eterno. Entonces, nos quedamos solamente con la palabra «tiempo», «entonces, el tiempo existe para mí», dice la mente.

Memorias y anticipaciones


El pasado son solo memorias y recuerdos que ocurrieron en el Ahora; memorias y recuerdos colectivos de la sociedad, cultura, familia, o memorias y recuerdos individuales. Pero a todas esas memorias y todos esos recuerdos, que solo residen en la imaginación, les llamamos «pasado».



El futuro es solo una proyección anticipada ilusoria de nuestras mentes, como anticipar un suceso de la continuidad del momento presente. Pero a esa anticipación, y el saber de que la Vida continuará, le llamamos «futuro».


Te diré algo paradójico, algo que te dará dolor de cabeza.


Ya tú naciste, pero naciste en este ahora eterno, «ahora mismo». Solo que está en la memoria mediante los pensamientos de tus padres, a través de fotos y vídeos, etc., y eso te da un sentido de que hay una línea de tiempo. Además, ya te graduaste de la escuela elemental, y, sin embargo, eso ocurrió en este ahora eterno, «ahora mismo». Solo que está almacenado en la memoria, y es considerado como «pasado» porque el planeta ha dado varias vueltas alrededor del sol en este súper espacio que tenemos. Y como puedes hacer memoria que han ocurrido más sucesos desde ese suceso clave, eso también te dará un sentido de que hay una línea de tiempo.


También, morirás en este mismo ahora en que estás leyendo esto —no literalmente ya, pero en el Ahora—. Cuando mueras, el «día» que sea, será en el mismo ahora en que leíste esto, pero proyectarás en la imaginación que será en otro ahora porque sabes que ocurrirán más sucesos antes de ese suceso clave. Y eso te dará un sentido de que hay una línea de tiempo. Lo que harás de aquí a 1 hora del «tiempo de reloj», te acordarás de esto que digo, y creerás que esto fue solo el «pasado»; pero ocurrió en ese mismo ahora.


«Pero, Juny, ¿qué pasa con las cosas que han ocurrido y que ya no están ocurriendo? ¡Esas cosas han sucedido!» Y estoy de acuerdo, querido lector. No deberíamos mentirnos al decir que no han existido cosas y sucesos. Sin embargo, todas esas cosas ocurrieron en este momento presente eterno, en el Ahora. No debemos confundir el Ahora con lo que ocurre en el Ahora.



¿Entiendes por dónde voy? ¿Sí? ¿No?


Todo lo que ocurrió en el «pasado», ocurrió en el Ahora, en este momento presente eterno. Todo lo que ocurrirá en un «futuro» ocurrirá en el Ahora, en este momento presente eterno. ¡Porque siempre es Ahora! La Vida es definición de Ahora, y viceversa.


La Vida no se trata de segundos, minutos, horas, días, semanas, meses, años, siglos, milenios... se trata de Ahora.


No debemos confundir el Ahora con lo que ocurre en el Ahora.

La mente es poderosa


Creemos que el tiempo existe por el movimiento de las cosas: el movimiento casi perfecto del planeta, el de los demás planetas y muchos otros objetos que se mueven casi al mismo ritmo en “todo momento”. Y a este movimiento es a lo que le llamamos «tiempo de reloj». El tiempo de reloj es extremadamente útil para nosotros —imagina que intentas coordinar una cita con el «amor de tu vida» exactamente en un punto del «día», y no existe el «tiempo de reloj»—. Ello ha sido, después de las papitas fritas, de las invenciones más revolucionarias y efectivas. Sí, es una invención: lo que existe (y ha existido) es el movimiento; la invención fue cómo utilizamos todos ese movimiento.


Entonces, pasado y futuro tienen algo en común: solo viven en la mente, en la imaginación. Son simplemente parte de nuestra realidad imaginada. Son ficciones, y no realidades objetivas. El pasado y futuro residen junto a los mitos que generamos en la imaginación. Mitos como el dinero, las leyes, las naciones y los países, los derechos humanos, las compañías y corporaciones, las marcas personales, los dioses y las diosas, las religiones, las ideologías y creencias, y muchas otras que forman parte de la capa adicional que creamos por encima de la realidad objetiva. ¡La mente es poderosa!


Sin embargo, hay personas que ven la Vida a través de la mente; y como la mente y el ego vivirán en todo momento en el tiempo psicológico, les harán creer que la Vida es una línea de tiempo. ¡Nunca se dan cuenta del ahora eterno en el que vivimos! Nunca viven conscientes. Siempre viven «dormidos».


Este año ha sido una mierda


Con todo lo que ha ocurrido este «año», digamos, terremotos, amenazas de guerra, muertes, la pandemia del Covid-19, y muchas otras cosas no placenteras para la mente, en el «mes» de marzo una persona me escribió que «este año ha sido uno de mierda». Mi respuesta fue la siguiente:



Por lo menos yo no veo la Vida en años. Así que no puedo decir lo mismo. Solamente yo veo un momento presente eterno en el que ocurren esos sucesos y circunstancias, y debemos bregar con cómo la mente los percibe. Y si estamos viendo la Vida en años, tendremos que esperar alrededor de nueve fucking «meses» para darle al botón de reset y empezar de nuevo; para ya no decir que este ilusorio «pedazo» del Ahora (año) está siendo una mierda. ¡Diremos eso por nueve meses adicionales! Y eso es locura, demencia. Las personas no logran verlo de esta manera por hacerle caso a cómo la mente ya está predeterminada, condicionada y moldeada para ver la Vida de esa forma. El «problema» es nuestra identificación. No es el año, no es el mes, no es la semana, no es el día, no es el segundo. Cuando vemos la Vida así, en fracciones, perdemos la «libertad» de verla siempre ahora.



La liberación


Todo esto no significa que no utilicemos los términos «hoy», «mañana», «año», «siglo», «minuto», etcétera. Sería muy complicado e innecesario comunicarnos sin utilizar esos términos. Ya todos sabemos a qué nos referimos cuando utilizamos esas palabras. Vamos a utilizarlos, pero siendo conscientes de todo esto.


Vivir conscientemente, desde la Conciencia, es darse cuenta y comprender que siempre estamos viviendo, en todo momento, ahora. Y eso es liberador. Es el mismo ahora que cuando comenzaste a leer esto, pero, hay memorias «en medio», ¿cierto?


Escucha este podcast sobre 'Vivir el Ahora'.

¿Te gustó este blog? Puedes donar, si deseas, aquí.



©2020 Mente Desnuda